Blog de terapia sexual
Mastubación Femenina

Fecha

La masturbación femenina ofrece muchas opciones para autocomplacernos, estimulando los puntos clave para llegar al clímax. Para lograrlo, conviene primero conocerte y con esto quiero decir con un espejo , es importante antes que todo, cuáles son tus puntos de excitacion, comenzar poco a poco e ir probando cada vez algo distinto, pues así sabrás cuál es el tipo de estímulo que más placer te da, algo que también será muy útil a la hora de tener relaciones sexuales.

Presta atención a los siguientes puntos para masturbarte , sobre todo si te preguntas cómo masturbarse por primera vez, y no te saltes ninguno:

Te invitó a ver mi video en YouTube,

https://youtu.be/gZSgr3kQvIQ

El lugar adecuado

Elige un lugar tranquilo en el que sepas que nadie te molestará. Es muy importante conocerte a ti misma , es decir con un espejo si es posible con aumento y buena luz , por ejemplo una lámpara  sería ideal y estar relajada al momento de masturbarte. Concéntrate solo en las sensaciones que estás experimentando y no te obsesiones preocupándote por si alguien te va a descubrir, en especial cuando se trata de la primera vez que lo haces.

Primero excítate

Antes de masturbarte, lo fundamental es que estés excitada o que tengas deseo de hacerlo, de explorar y jugar con tu cuerpo. Puedes pensar en aquellas imágenes que te excitan, en algún episodio o persona que estimule tu deseo, o usar algo más explícito como las películas pornográficas.

Cuando te empieces a excitar, sentirás como tu vagina se humedece un poco internamente; cada mujer es distinta y el nivel de humedad puede variar. También sentirás como tu clítoris se inflama un poco y aumenta de tamaño, una señal de que puedes comenzar a estimularte.

Mastúrbarte y estimula las zonas erógenas

Abre ligeramente tus piernas y comienza por tocar toda tu vulva con el dedo corazón, desde la entrada del orificio vaginal hasta el clítoris. 

ESTIMULACIÓN CLITORAL: Con la barra en su sitio, añade primero la estimulación del clítoris con tu dedo aceitado. Libera todas las expectativas de lo que «deberías» sentir. Simplemente observa lo que está ocurriendo sin juzgarlo. Manténgase en lo manual mientras se sienta bien. Cuando desees una mayor sensación en el clítoris,  Sigue con esto mientras te sientas bien.

La idea es que el lubricante que produces cuando te excitas sirva de vehículo para facilitar la masturbación, haciendo que los movimientos sean más suaves y placenteros. Pero si se da el caso de que no produces suficiente lubricante, no te preocupes, opta por algo natural y sencillo: chupa tu dedo corazón y continúa tocándote. La saliva es uno de los mejores lubricantes naturales.

Los movimientos deben ser muy suaves. Puedes tocar tu clítoris con movimientos circulares, puedes jugar con tu dedo en la entrada de tu vulva, o puedes, por ejemplo, alternar las caricias a tu clítoris con movimientos circulares a la entrada de tu vagina y con penetración, usando uno o dos de tus dedos para introducirlos en tu vagina. Un buen vibrador puede ayudarte en caso de que no quieras introducir tus dedos ,en el mercado se encuentran diferentes clases , para todos los gustos .

Mientras vas tocando tu vulva y probando todas sus posibilidades, no temas, acariciar tus senos y pellizcar suavemente tus pezones y dejar volar la imaginación. Así sentirás como poco a poco lubricas más y todo tu cuerpo se va calentando de una forma altamente placentera.

¡Alcanza el orgasmo!

El tiempo para alcanzar el orgasmo depende de cada chica y de cuán excitada estés, pero lo importante es estar concentrada y ser paciente, no pierdas el ritmo y sigue pensando en aquello que te genera gran excitación. Antes de alcanzar el orgasmo sentirás un delicioso calor en la zona vaginal, tus músculos se contraerán, tu clítoris estará extremadamente sensible, sentirás un ligero cosquilleo y un estallido de disfrute y satisfacción: 

Formas de masturbarme si soy mujer – técnicas infalibles

Aparte de las posturas placenteras antes mencionadas, también puedes tener en cuenta algunas de las mejores técnicas para llegar  al orgasmo masturbándote si eres mujer:

  • El sándwich: esta simple y placentera técnica consiste en poner los dedos corazón e índice en el clítoris, de forma que este quede en medio, y presionar suavemente mientras con la otra mano te das pequeños golpecitos o toques para estimularlo. Cambia la intensidad y el ritmo de los toques e incluso con los dedos que presionas ligeramente puedes realizar movimientos suaves o más rápidos.
  • El punto G: si te has preguntado cómo masturbarse siendo mujer para llegar al punto G, debes saber que es una zona que no puedes ignorar si quieres alcanzar un orgasmo increíble. Ya sea con un dedo o con dos, o bien usando algún juguete sexual, presiona la zona, simulando una penetración. 
  • La ducha: si el chorro de agua de tu ducha tiene suficiente presión o si la alcachofa por la que sale el agua es regulable, busca el punto de presión que sea agradable para ti y úsalo para estimular tu clítoris. Notarás una presión que hará que tengas sensaciones intensas y muy placenteras. Seguro que con esta técnica logras llegar al orgasmo.
  • Juguetes sexuales: puedes usar juguetes y objetos para simular la penetración o bien para estimular con vibraciones distintas zonas erógenas de tu cuerpo, sobre todo el clítoris y el interior de la vagina. Te recomendamos que pruebes distintos juguetes y que elijas el que más te guste o combines varios. Algunos de los más comunes y que ayudan a tener grandes orgasmos son los consoladores, vibradores, huevos, mariposas, etcétera.

Testimonios de chicas ……..

Gracias a tus videos en tu canal de YouTube . Empiezo el nuevo año, increíble nueva década, como una mujer totalmente orgásmica. A los 38 años, nunca me había 

masturbado, y nunca había experimentado un orgasmo de clítoris, sólo los vaginales con mi marido. Realmente no sabía mucho sobre el clítoris. Por supuesto, había oído hablar de él, y probablemente podría haberlo identificado, pero del mismo modo que puedo localizar Francia en un mapa del mundo. Un conocimiento lejano, no de primera mano. Y entonces, antes de Navidad, conocí a un hombre que parecía saber más que yo sobre mi cuerpo.

Esto despertó mi interés, y una tarde, me encontré con su sitio web. Leí todo lo que había en ella vorazmente, y luego, en la víspera de Año Nuevo, decidí ponerlo en práctica, y ¡vaya! Funcionó. Tan fácil como 1-2-3. Pero para mí, se trata de algo más que las sensaciones sexuales físicas. Ser capaz de hacer esto me da una sensación de totalidad y plenitud. En uno de tus vídeos, cuestionas si una mujer puede amar a los demás, si no puede amarse a sí misma primero, y yo he sentido esto durante muchos muchos años. Y con eso viene la decepción en uno mismo. Como muchas mujeres, supongo, mis años de desarrollo, en los que debería haber estado experimentando con mi cuerpo y mi sexualidad, se vieron empañados. Llevaba un sentimiento residual de que el sexo era algo que no merecía, que no podía ser un ser sexual, que otros estaban por ahí pasándoselo increíblemente bien, sin culpa, pero yo no. A menudo pensaba que debería ir a terapia para desbloquear estos sentimientos, pero la idea de desbloquear no era algo para lo que me sintiera con energía.

Pero, en realidad, el mero hecho de aprender a masturbarme y amar mi cuerpo ha tenido un profundo efecto. Esa sensación residual, desapareció. Ha desaparecido por completo. En su lugar hay una cantidad asombrosa de energía sexual, y me encuentro preguntando, wow, ¿qué hacía antes con toda esta energía, a dónde iba? Y no puedo esperar a empezar a usar esta energía – me está dando poder en toda mi vida. Así que, Angie, ¿no es la vida increíble? Puedes estar en un lugar un día, y encontrarte en un lugar completamente diferente al siguiente. No puedo agradecerte lo suficiente. Eres  una inspiración para el mundo. Si vienes a el Reino Unido en algún momento, por favor házmelo saber. El champán correrá de mi cuenta. x (Y por cierto, al hombre que sabía más sobre mi cuerpo que yo, ya le he dado las gracias. Muchas veces).

Karla

Querida Karla :

Gracias por este delicioso correo electrónico. Lo que me encantó fue escuchar a una mujer que tenía orgasmos vaginales y de repente descubrió su clítoris y liberó su energía sexual una vez que pudo hacerlo por sí misma. ¡¡¡¡Whoopeeee!!!! Así se hace, chica. Quiero publicar esto para inspirar a todas las almas femeninas con problemas que todavía están buscando orgasmos vaginales o del punto G. 

Punto G

Los orgasmos pueden ayudar a reducir el estrés, mejorar tu piel y hacerte sentir, de maravilla. Sin embargo, para muchas mujeres, los orgasmos especialmente ,los que se obtienen a través de la penetración ,pueden ser tan esquivos como el misterioso Punto G.

Es relativamente raro que las mujeres tengan un orgasmo a través de la penetración solamente. De hecho, de acuerdo con un estudio de 2017, solo aproximadamente el 18% de las mujeres logran los orgasmos a través de la penetración solamente, o sea sin el uso de las manos, la boca o juguetes. Con más frecuencia, se requiere estimulación del clítoris, o al menos es beneficiosa, cuando se trata de tener orgasmo durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, si no has experimentado un orgasmo vaginal, no significa que sea imposible. Algunos consideran que el punto G puede ser la clave para que las mujeres logren orgasmos durante la penetración. 

En lugar de ser un punto separado en tu vagina, el punto G es parte del área clitoral. Esto significa que cuando estás estimulando el punto G, realmente estás estimulando parte del clítoris, el cual es mucho más grande de lo que nos han hecho creer. Resulta que el centro del tamaño de una arveja en donde se une la labia interior, es en realidad solo la punta del clítoris y se divide en dos “raíces” que puede ser de aproximadamente cuatro pulgadas de largo.

Además, esta región puede variar dependiendo de cada mujer, lo cual explica por qué con frecuencia puede ser difícil de localizarla. Sin embargo, cuando se estimula, el punto G puede ocasionar la eyaculación femenina (sí, esto es real) y ayudar a las mujeres a lograr un orgasmo vaginal.

 Cómo lo puedes encontrar?

Encontrar el punto G puede ser difícil, especialmente ya que no está realmente en ningún mapa del cuerpo humano. Eso no significa que sea imposible. En lugar de buscarlo durante una actividad sexual con la pareja, es más fácil localizar el punto G durante la autoexploración.

Si tratas de buscar tu punto G, empieza por relajarte. A medida que empieces a explorar tu cuerpo, haz lo que se sienta mejor para ti. Cuando estés lista, empieza a masajear la abertura de tu vagina antes de insertar tus dedos o un juguete sexual.

Luego, utilizando tus dedos o un juguete, sube hacia tu ombligo en un movimiento “ven acá”. Recuerda, no estás intentando tocar un botón específico, sino encontrar lo que se sienta mejor para ti en esa región en general. Repite el movimiento a medida que se genere sensación, y en lugar de un movimiento de entrada y salida, mantén enfocada tu atención en esta área.

Al igual que con otras zonas erógenas, las preferencias varían según la persona. De hecho, una revisión de 2016 hace énfasis en que los orgasmos no son iguales para todos, así que no existe una forma correcta o equivocada para el orgasmo.

No todas las mujeres encontrarán satisfacción a través de la estimulación del punto G y eso también está bien. Recuerda que la masturbación es completamente normal y puede ser una parte saludable de cualquier relación. Al tomarte el tiempo para explorar tus propias preferencias, puedes usar esa información para indicarle a tu pareja sobre lo que tú disfrutas más durante las relaciones sexuales.

Más
Historias