Blog de terapia sexual
Terapias

Fecha

Como terapista sexual trato a diario con pacientes que acuden a mis consultas por diferentes motivos: disfunción eréctil, falta de deseo o excitación, dificultades para llegar al orgasmo, eyaculación precoz…Estos problemas, muchas veces, no solamente afectan a la persona que los sufre, sino también a su pareja.

Pero hablar de los problemas sexuales puede ser difícil, en gran parte porque las personas en esta situación pueden sentirse avergonzadas, culpables, fracasadas y derrotadas tanto en la vida como frente a sus parejas. Por suerte, la terapia sexual puede ayudar a superar estos problemas, el sufrimiento que causan y, a su vez, mejorar el bienestar.

Los trastornos o las limitaciones sexuales pueden ser multicausales y son muchos los factores que pueden estar implicados en el mantenimiento del problema.

Cuándo acudir a terapia sexual

Según las investigaciones recientes, aproximadamente el 20% de los hombres no están satisfechos con su vida sexual y solo un 30% de las mujeres afirma estarlo. Sin embargo, solamente un tercio de las personas afectadas busca ayuda p a pesar de que los beneficios de la terapia sexual están más que demostrados.

Los motivos más frecuentes para acudir a terapia sexual son:

  • La falta de deseo sexual.
  • Dificultad para conseguir o mantener una erección (disfunción eréctil) o la eyaculación. precoz en el caso de los hombres.
  • Dificultad para tener un orgasmo.
  • Dolor durante el acto sexual o incapacidad para tener sexo con penetración.
  • Miedo o aversión al sexo.
  • Agresiones o abusos sexuales.
  • Falta de habilidades sexuales.
  • Desinterés sexual o problemas derivados de la monotonía de la pareja.
  • Adicción al sexo.
  • Disforia de género.
  • Parafilias.

Es necesario destacar que no es indispensable tener problemas graves para acudir a este tipo de terapia, pues la terapia sexual también puede ser útil para tratar otros asuntos. Por ejemplo: para variar y enriquecer el repertorio erótico de la pareja o para desarrollar habilidades sociales en el ámbito de la sexualidad. Al inicio de la terapia sexual, siempre se evalúa cuidadosamente cada caso particular para determinar cuál es el tratamiento más adecuado.

Más
Historias